Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» LEAN ESTO!!! (muy enojada)
Jue Mar 07, 2013 2:25 pm por Melody Deniro

» Always-Hogwarts | Elite | recontruccion se necesitan muchos pj
Lun Ago 06, 2012 8:51 am por Invitado

» Primera Clase: Magia Antigua
Dom Jul 29, 2012 9:46 pm por Victor

» anden 9 3/4 {Elite!}
Vie Jul 20, 2012 6:56 am por Invitado

» ABC-Dario
Lun Abr 30, 2012 6:32 am por Jack Sparrow

» Hug, Fuck, Date, Kiss, Pass or Kick
Sáb Abr 28, 2012 5:33 am por Jack Sparrow

» A la cárcel...
Sáb Abr 28, 2012 5:33 am por Jack Sparrow

» Secrets Of Hogwarts 2.0 (Cambio de Boton y Link)
Miér Abr 25, 2012 6:32 pm por Invitado

» Relax (Aaron)
Vie Mar 02, 2012 12:44 am por Aaron Bogliachino

» Bastón adelante y pasos controlados
Vie Mar 02, 2012 12:22 am por Aaron Bogliachino

Stephanoff Alexia Eilith







Secrets of Hogwarts






 brothersoft.com  brothersoft.com Advanced Potion



afiliados normal


Atente a las consecuencias [Artemis]

Ir abajo

Atente a las consecuencias [Artemis]

Mensaje por Selene Silver el Mar Ago 02, 2011 5:37 pm

-No no no...-se remvia en la cama intentando ahuyentar las pesadillas que tenía cada noche. Se desperto con el pelo enmarañado y se levanto de la cama sin darse cuenta de que bajo con el pie derecho. Se dirigio hacia el baño para beber un poco de agua y de repente se dio un susto al ver que se encaminaba hacia la salida de la habitacion. Una brisa le acaricio en el rostro y con sus pantalones junto con su camiseta a juego del pijama, salio despreocupada hacia el jardin y dar un paseo cerca de las habitaciones. Estando un poco despierta, se sento en un banco de madera, pero al ver que nada interesante pasaba, decidio volver a las habitaciones para conseguir coinciliar el sueño de nuevo.

No le importaba que horas fueran y cuando vio a un guardia merodeando por los alrededores, se dio prisa para meterse dentro de la cabaña. Subio las escaleras hasta el piso donde tenian las habitaciones y al parecer se habia equivocado y se habia metido en las habitaciones de chicos. Se sonrojo por lo que pudiera pasar y salio escopetada hacia el otro lado, hasta que al final se encontro con su cama y se metio hasta cubrirse hasta arriba con la sabana de algodon.

Las imagenes volvieron por si solas, no cesaban de salir para molestar a Selene cada noche. volvio a despertarse y esa noche estaba siendo la peor de todas. No tenía sueño, ya no lo tenia pues no queria quedarse atrapada en un bucle sin fin, en algo que terminaria por dejarla loca. Se acerco a su cantimplora cilindrica y bebio un poco de jugo de arandanos que tanto le gustaba. Lo dejo sobre la mesilla y se tumbo pero con los ojos abiertos, mirando las musarañas sin sentido. Se tumbo de lado, cerró los ojos, pero los volvió a abrir recordando que no debía cerrarlos, pero la magia de Morfeo era bastante poderosa con Selene y en un instante quedo atrapada en los brazos de Morfeo.

Pasaron una o dos horas hasta que volvio a despertarse. Alguien comenzo a hacer ruido y pronto podria pasar a cometer un escándalo.¿Quién podría ser a estas horas? Se recogio el pelo en una coleta de caballo y con las prisas se choco contra una barrera dura que la hizo caer al suelo.-¡AAau!-Se quejo mientras se sobaba el trasero lentamente con las piernas flexionadas una debajo de otra.-Ve con cuida..do....-Iba quejandose mientras miraba el suelo y poco a poco iba subiendo la mirada por unas botas de cuero, pantalones negros y ceñidos. Llego a lo que parecia un cinturón de pinchos y fue subiendo mientras tragaba con dificultad, hasta que llegó a unos ojos azules, brillantes bajo el hechizo de la noche.-ho...hola-Dijo dubitativamente.


avatar
Selene Silver

Status de sangre. : Mestizo.
Kuang
Mensajes : 103

Reputación : 0
Fecha de inscripción : 29/07/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Atente a las consecuencias [Artemis]

Mensaje por Invitado el Miér Ago 03, 2011 9:31 pm

Muy a pesar de su naturaleza desenfadada y valemadrista, había enrollado el último pergamino de transformaciones, pasándose una mano por la nuca mientras exhalaba apesumbrado, algo que bien se le hubiera antojado como un aullido en lugar de un suspiro simple y carente de energía. Cursar el último año en la academia se volvía más asqueroso de lo que había imaginado en un principio, pero nada de ello se interponía en que siguieran recordando quién era el jefe de la isla. Se había encargado de dejar su huella impregnada en toda la costera, saqueando las habitaciones de los de nuevo ingreso, tal como a él le había enseñado, dejando a la deriva sus pertenencias, evitando como siempre, la lista de castigos ejemplares que deseaban achacarle. Total, solo faltaban unas cuantas noches para poder estirar libremente sus tendones bajo el influjo lunar y que su garganta se desgarrara en un sonoro llamado.

Se levantó con energías renovadas al ver que era su ultima asignación, dirigiéndose con zancadas amplias cuesta arriba hasta llegar a su habitación, en la cual con el cuidado digno de quien trae un vil costal de papas, arrojó todo su montón de materiales sobre la cama, importándole poco donde hubiesen caído o si tendría que empujarlas nuevamente antes del amanecer para dormir un poco. En esos instantes cualquier cosa parecía lo suficientemente entretenida como para alejarlo del colchón, haciendo que casi automáticamente se dirigiese a la regadera para desperezarse bajo el frio chorro de agua; lo que no le cabía en la cabeza era como podía tener a tantos compañeros que se jactaban de su rebeldía en cuanto se diera el tema, y justo al toque de queda, todos se hundían entre sus edredones sin intención de mirar en otra dirección que no fuera a las paredes que le rodeaban. Una sonrisa a medio rostro se le escapó, junto a una risilla de naturaleza casi animal – Buena suerte si creen que los conjuros bastan para encerrarme – Soltó al aire como un reto inaudible, cerrando la regadera de golpe.

Sus suposiciones no hicieron más que afianzarse al notar que sus compañeros de habitación seguían peor que troncos, en la misma posición en la cual los había visto antes de entrar a ducharse. Chasqueó la lengua mientras negaba con un dejo de pena, pensando en qué haría para matar el tiempo. No había quedado con Lukas para hacer algo, y ni de c*ña recurriría a su hermana después de haberse enterado del espectáculo que armó al buscar su gato en el comedor ¿Quién en sus cinco sentidos dejaba un animal solo en esa academia del infierno? Seeh, solo la más “inteligente” de los Montesco, tan lista que se pasaba en ocasiones… Echó mano de su cajetilla de cigarros, mientras palpaba por encima de la ropa para ver que tuviera todo lo necesario en su lugar.

Bajó con paso normal las escaleras, mientras abría y cerraba el encendedor. Tenía sobresabido que podía utilizar la varita para encender su veneno, pero si tenía un zippo ¿para qué hacerle al cuento? Para algo los habían inventado y ya suficientes cosas tenía que manejar por medio de magia como para que no le hiciera daño usar sus manos de vez en mucho. – Mierda, ahhh, carajo–Maldijo entre dientes al notar que alguien había dejado un juego de té sobre una mesilla casi a la salida y que por su distracción no la había notado, chocando con la misma – Malditas mocosas… -Siguió profiriendo sarta y media de barbaridades, mientras caminaba en reversa como si de tal forma fuera a revertir la sinfonía que había compuesto segundos atrás, solo logrando así estamparse contra otra cosa, que no hizo sino un quejido de respuesta. “Ve con cuidado”, escuchó entre cortadamente, mientras con gesto extrañado viró para notar tras de sí qué era lo que había sido su segundo blanco; una chica de piel nívea, ojos extremadamente claros en los cuales no adivinaba el gris del azul. Alrededor de su rostro caía uno que otro mechón de cabello rubio que seguramente debió escapar a la hora de que chocaron. – ¿Y tu eres? – Preguntó con curiosidad mientras extendía la mano en un extraño acto de ayudarle, sonriendo con cierto cinismo tan natural en su persona que era inevitable hacerlo.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Atente a las consecuencias [Artemis]

Mensaje por Selene Silver el Jue Ago 04, 2011 4:16 am

Siguió quedandose en el suelo observando al joven que la miraba de pie y que le ofrecia ayuda para ayudarla a subir. Miró la mano del joven mientras se retiraba el mechón rebelde que se puso delante de su rostro, metiendolo detrás de la oreja y finalmente cogiendo la mano del joven, poniéndose de rodillas y finalmente quedarse de pie junto al joven de cabellos lacios y corta melena hasta los hombros. Le miró a aquellos ojos azules que eran brillantes como la luna y no pudo evitar sacar una amplia sonrisa. Vaya que cosas.

-Soy una kuang...y creo que tu, por lo que puedo ver, también-Trago un poco de saliva y sonrio de lado y no pudo evitar echar una risita tonta-Soy Selene...-Dijo con tranquilidad. Se puso de puntillas y besó la mejilla del chico que la ayudo a levantarse del suelo. Podría haberlo echo ella misma, pero se sorprendió en que alguien la ayudara. Se separó y puso unos pasos de distancia entre ambos mientras se acercaba al borde de la cama y cogia la fina bata de seda para cubrirse el pijama.

Se cruzo de brazos y no supo como actuar o que hacer siguiente. La habia ayudado y bueno, no hizo nada hasta que por fin se le ocurrio que hacer-¿No puedes dormir? Antes he escuchado un poco de ruido....-hizo una pausa y comenzo a jugar con un mechón de su pelo mientras observaba de arriba a abajo de nuevo al joven-¿Estás bien?-Pregunto por puro instinto. No sabía si incomodaba al joven con tantas palabras pero no lo podia evitar-¿Co...como te llamas?-Pregunto bastante cohibida al joven.

Se estaba poniendo demasiado nerviosa en la presencia de aquel joven. No es que estuviera interpretando ni nada, pero es que ella era así y no podia evitar ponerse así enfrente de alguien que no conocía en absoluto. Conocía a Lukas, un chico infantil y bueno bastante orgulloso como para tragarse sus palabras y no admitir sus sentimientos. En fin, ese no era el caso y estaba delante de un chico u hombre, no sabria definir la etapa de aquel hombre por lo que podia ver de su forma anatómica. Estaba en buena forma y la camiseta negra con dibujos de calaveras y unas letras enormes que al parecer podrían ser el nombre de algo.

-Ha....hace un luna preciosa...-Bueno, hoy hacia luna pero no estaba llena del todo asi que la verdadera luna no se podria contemplar perfectamente. La luna llena mientras se da un paseo tranquilamente es algo que siempre le hubiera gustado hacer, pero con el toque de queda y los merodeadores rondando por la escuela no se podía hacer nada de nada.-Gracias....por haberme recogido del suelo como...-Se estaba enrollando como una persiana, tenia que dejar de hablar y ser directa-Ahmm..esto..Gracias...-Dijo como punto final. Volvio a soltarse el pelo dejando escapar una cascada dorada sobre su espalda y se lo peino vagamente con los dedos. Miró al joven, bajo la mirada y se puso a hacer circulos con el dedo indice del pie derecho a modo de tímidez.

Vamos. Algo tenía que pasar, no podria estar este silencio incomodo para siempre, ¿no?
avatar
Selene Silver

Status de sangre. : Mestizo.
Kuang
Mensajes : 103

Reputación : 0
Fecha de inscripción : 29/07/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Atente a las consecuencias [Artemis]

Mensaje por Artemis Z. Montesco el Dom Ene 08, 2012 12:29 am

Parecía que hasta meditaba la forma en que iba a tomar mi mano para que la levantara. A decir verdad me estaba comenzando a desesperar su parsimonía ya que mis planes no eran justamente yacer delante de alguien caido esta noche. Mis ojos siguieron clavados sobre de ella con cierta incredulidad hasta que por amor de los dioses se sujetó de mí, permitiendome levantarle; bieeen... ya había hecho su obra de caridad del día ¿Por qué demonios me miraba así, sonriente y todo? Estaba comenzando a creer que le habían arrojado algún conjuro o era en extremo nerviosa, sabrá.

De sobra está decir que se quedó quieta, ahí, justo enfrente de mi... de verdad no parecía tener intenciones de moverse. Inspiro con disimulo, ya me hubiera ido si no fuera por los escasos modales que tenía, además que al fin había comenzado a hablar. De verdad, esa chica era algo más... Aguanté la risa ante su tan obvia deducción, manteniendo dicho pensamiento para mi; podía ser majadero pero hasta en eso tenía niveles -Din, din, din, Y el premio mayo es para...- antes de siquiera poder proceder con la mala imitación de anunciador de juegos, ella, digo, Selene me arrojó su nombre. -Tenía que ser -Dije casi en susurro, aguantandome una risa vencida. Carajo, me estaba comenzando a irritar su comportamiento, no por ser tan tranquila, sino por el hecho de que no sabía qué carajo haría al segundo que dejara de hacer algo más, su actitud espontánea era tan extraña para lo que estaba acostumbrado, incluyendo el beso en la mejilla, tan... Inocente. Sí, lo admito, mi ceja se arqueó en la más pura incredulidad. Finalmente después de no sabré decir cuanto rato, fue retrocediendo hasta el nivel de uno de los divanes de la sala, tomando lo que supuse sería su bata y cubriendose con ella.

Y...¿Ahora qué, ya podía irme? Mis manos seguían descansando en mis bolsillos mientras le miraba con suma parsimonía; Qué carajos tenía que hacer ahora. Escuché su pregunta, sacándome de mi soliloquio - Neeh, mucho trabajo y el insomnio decidió jugarme una visita- Ok, hasta ahora estaba seguro de no habermela topado antes, o si había sido así no le había prestado suficiente atención aunque... demonios, tenía lo suyo, no podía negarlo. Aunque usualmente el que arrojaba el escaneo visual era yo y no viceversa...-Ehh, sí, perfectamente... Y el nombre que buscas es Zephyr- Sonreí a medio rostro, levantando un poco el rostro con aquél aire que las malas lenguas decían me identificaba, qué podía hacer contra mis instintos.

Ya, esto era demasiado incluso para él, que había aprendido a forjar paciencia con la lenta de su hermana conviviendo en casa. Sabía que si no decía algo, así se podrían seguir hasta el amanecer, y de verdad, no le caía en gracia aquel plan.

Mira, te propongo algo -Dijo caminando en su dirección, para vadearla finalmente cuando estuviese frente a ella, tirándose en el diván. - Ni yo tengo sueño y si mis instintos no me fallan tú tampoco te ves con ánimos de dormir, dada la casualidad que tampoco quiero pasarmela encerrado, como dijiste, la luna está hermosa como para verla desde aquí -Recalcó lo ultimo mirándole con el rostro ladeado, clavando su vista ahora en la perla celeste, ligeramente carcomida pero que pronto, muy pronto estaría en su máximo. - Así qué ¿Te apetece caminar o también temes al toque de queda? [color=#337550]- Quizás, durante esos días era cuando más imprudente se volvía, pero en contrapeso, era cuando más libre sentía tanto su psique como su ser.

Artemis Z. Montesco

Kuang
Mensajes : 13

Reputación : 0
Fecha de inscripción : 11/12/2011
Localización : ¿Dónde crees?

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Atente a las consecuencias [Artemis]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.